DOLORES MENSTRUALES Y OSTEOPATÍA

dolores-menstruales

Hola a todos!

Hoy queremos hablar de un tema que nos encontramos a menudo tanto en consulta como a nuestro alrededor: se trata de los dolores y otros síntomas asociados a la regla que muchas mujeres padecen, ya sea periódicamente o bien de forma ocasional.

Lo primero de todo es aclarar una afirmación que estamos cansadas de escuchar: aquello de que es lo normal que duela, que haya cambios de humor, dolores de cabeza, mareos, náuseas….

ERROR! Eso no es lo normal, ya que la regla es un proceso fisiológico y como tal el cuerpo debe tener capacidad para llevarlo a cabo sin mayor trastorno.

Los síntomas que se pueden llegar a experimentar en una situación de desequilibrio son muy variados: dolores lumbares y abdominales, hinchazón, dolores de cabeza, mareos, náuseas, dolores en las rodillas, fatiga, alteración emocional… así como por supuesto la irregularidad en el ciclo.

Pueden aparecer en distintos momentos del mes según la mujer: durante la ovulación (mitad del ciclo), una semana antes de la regla, en los primeros días de regla e incluso al terminar.

Una vez conocido todo esto, es importante tener en cuenta que el útero y los ovarios son unas vísceras más, como el estómago, los pulmones o el corazón. Como tales están en el abdomen rodeados y sujetos por multitud de estructuras como ligamentos y músculos que los conectan al esqueleto. Además reciben su inervación de nervios procedentes de la columna lumbar, del sacro y del cráneo. Y están influidos directamente por el sistema hormonal, en el que la hipófisis situada en el cráneo es determinante.

Con todo esto, vemos las relaciones de todo este aparato, necesarias para comprender los síntomas y el tratamiento.

Cualquier problema estructural a nivel de columna y pelvis va a influir en el estado de dicha inervación, vascularización y elementos de sostén, asi como directamente en la posición del útero.

Y cualquier problema a nivel craneal va a influir en el equilibrio hormonal e igualmente puede producir las alteraciones citadas. Además, de forma local, cualquier tipo de restricción o tensión en los propios órganos y tejidos que los envuelven también van a afectar.

El tratamiento pasa por una buena evaluación de los síntomas y un diagnóstico global del cuerpo de la paciente. A través de la Osteopatía estructural se liberarán aquellos bloqueos en columna y pelvis que se encuentren. A través de la Osteopatía craneal se equilibrará el movimiento del cráneo influyendo en el funcionamiento hormonal y nervioso. Y a través de la Osteopatía visceral se trabajará la zona de forma local y se revisarán las influencias de otros órganos cercanos. Además, con las técnicas de Inducción Miofascial se puede trabajar muy beneficiosamente en la recuperación del equilibrio.

Es un tema muy interesante y se nos quedan muchas cosas en el tintero, todo aquello que queráis saber estaremos encantadas de contestarlo!
Y recordad, el dolor NO es normal, siempre se puede trabajar para ayudar al cuerpo a retomar su camino!

Todo esto y más en: www.clinica-beatrizalfonso.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s