Terapia Craneosacral: un tratamiento natural para la depresión

El Dr. John Upledger comprobó que en muchos casos de depresión, especialmente en la endógena, se podían observar 3 lesiones muy específicas que llamó el trío de compresiones/depresión. En este artículo te explicamos a qué se refería y como la Terapia Craneosacral ayuda en estos casos.

La depresión endógena

La depresiónPopularmente, la depresión se entiende como un estado de tristeza severa, profunda y persistente capaz de invalidar emocionalmente a quien la padece. A pesar de que, efectivamente, esta es la característica más común, el tema es mucho más complejo y delicado ya que existen varios tipos de depresión, por diferentes causas y con distintos síntomas.

Hoy nos vamos a centrar en la que la psiquiatría clásica denominó como Depresión Endógena. Se manifiesta sin que haya un detonante o motivo aparente. En algunos casos puede desaparecer y volver de forma recurrente a lo largo de toda la vida. Aparecen trastornos físicos (relacionados con el sueño y la alimentación, cansancio, molestias o dolor persistente, falta de energía, etc.) y emocionales (desesperanza, apatía, desinterés, angustia, abandono, sensación de vacío e incapacidad…).

Algunas personas que padecen este tipo de depresión sienten que no pueden “sacudirse lo que les ha caído encima”, lo que contribuye a aumentar la inhibición.

Depresión endógena y Terapia CraneosacralEl conflicto nace del interior de la persona, de su cuerpo. La medicina alopática la entiende, a grandes trazos, como el resultado de un cambio en la bioquímica del cerebro. Una alteración a la que se pretende devolver el equilibrio mediante fármacos y, a veces, con apoyo psicoterapéutico pero, por regla general, sin tener en cuenta el estado e historial del cuerpo o el porqué de sus limitaciones físicas o químicas. La medicina natural, sin embargo, es lo primero que va a valorar.

Concretamente, la Terapia Craneosacral trabaja desde hace más de dos décadas con lo que el Dr. Upledger llamó el Trío de Compresiones en relación a la depresión.

El Trío de compresiones

John Upledger (1932-2012) fué doctor en medicina, osteópata , cirujano, investigador y profesor con 40 años de experiencia y reconocimiento internacional por sus aportaciones a la medicina.

Triangulo de compresiones

Durante su carrera pudo comprobar que en personas que padecían depresión endógena se daba, con una frecuencia inusual, una compresión en la articulación esfenobasilar que, con el tiempo, ocasionaba una segunda compresión en la base del cráneo entre el occipital y la primera vértebra cervical y, finalmente, una tercera entre la última vértebra lumbar y el hueso sacro (esta cadena de lesiones también puede darse a la inversa). Tres restricciones, unas derivadas de las otras hasta completar el trío.

Observó también que el origen de una de esas restricciones se debía generalmente a alguna caída o impacto, en ocasiones bastante antiguos, y que posteriormente el cuerpo había ido compensando el primer bloqueo con las otras dos compresiones.

Terapia Craneosacral. La solución no invasiva.

Mediante esta terapia los tejidos se distensan y acaban por liberarse, desbloqueando así una a una las compresiones del Trío que han postrado a la persona que sufre este tipo de depresión.

Descompresión base del cráneo Terapia CraneosacralLa mejoría puede percibirse claramente después de descomprimir uno de los tres puntos afectadospuesto que el Trío deja de serlo pero, a pesar de esto, hay que continuar hasta corregir los tres puntos para impedir que, como hemos mencionado antes, las restricciones restantes vuelvan a bloquear la parte liberada.

Es frecuente que, una vez corregidas las tres compresiones, el paciente empiece a mejorar en otros aspectos de su salud que en ningún momento había relacionado con el cuadro depresivo.

Beneficios añadidos

“Desmontando” el Trío de Compresiones facilitamos también la libre y correcta circulación del líquido cefalorraquídeo, lo que favorece revitalizando significativamente la salud global, a la vez que actúa como preventivo de posibles lesiones futuras.

Por otra parte, el propio tratamiento con Terapia Craneosacral nos permite valorar y corregir otras posibles lesiones paralelas que puedan haberse solapado o perdido entre la marea de síntomas de la depresión y que podrían enturbiar el bienestar recién recuperado.

Trabajando en equipo

Flores de Bach y depresiónEn la misma línea de medicina natural y tratándose de este tipo de dolencias, nos parece importante destacar la inestimable ayuda que las Flores de Bach pueden aportar a este proceso. El tándem es perfecto.

Esencias como Gorse, Murtard, Larch o Wild Rose ayudarán a devolver la luz y la vitalidad a quien, durante demasiado tiempo, creyó que todo estaba perdido.

 

Todo esto y más en: www.voxcorpore.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s