Osteopatía para quienes han sufrido un ESGUINCE de TOBILLO

Esguince-tobillo
 
El esguince es la lesión de los ligamentos de una articulación -del tobillo en este caso- por solicitación más allá de sus limites de elasticidad, debido a un movimiento forzado de la articulación.

Se clasifican según el grado de “distensión” (mal llamado, ya que en realidad es un estiramiento forzado) o rotura de sus fibras en:
Esguince de Grado I: Se producen por el sobreestiramiento del ligamento, lo que provoca una ligera hinchazón. No hay laxitud articular asociada. El ligamento sólo sufre una distensión y caso de haber desgarro, no afecta a más del 5% del ligamento. El tiempo de recuperación es corto.
Esguince de Grado II: En este grado el ligamento ya sufre desgarro o rotura parcial. La hinchazón en la zona es instantánea y dolorosa al tacto, y pueden afectarse también estructuras anejas como la cápsula articular, lo que desemboca en derrame y amoratamiento de la zona. La inestabilidad articular es leve, pero se ve afectada. El tiempo de recuperación es lógicamente mayor.
Esguince de grado III: Aquí se encuadran las lesiones más graves de los ligamentos, las roturas totales. El dolor es muy intenso y la laxitud articular manifiesta. Puede llegar a requerir cirugía (en cuyo caso es fundamental hacer un seguimiento osteopático postquirúrgico, además de la habitual rehabilitación). Debido a todo esto, y al  lento proceso de cicatrización del/los ligamento/s, el tiempo para recuperarse de este tipo de esguinces puede llegar a ser de 6 a 8 semanas, incluso más.

Efectivamente, las personas que hayan sufrido un esguince de tobillo suelen requerir tratamiento osteopático para sanar con garantías. Caso de no hacerlo, corremos el riesgo de que se les convierta en una lesión crónica y/o nos produzca a la larga otro tipo de molestias en rodilla, cadera.

Existe aún la creencia de que una lesión de ligamentos se cura con reposo mientras que el reposo en sí mismo no cura las causas del problema (es sólo una medida de precaución, a veces necesaria, para evitar un mal mayor; en otras ocasiones también puede ser necesario para que el cuerpo se recupere o reorganice ante determinadas situaciones, pero no es este el caso). En el caso que nos ocupa, el reposo atrofia y anquilosa a todos los niveles. Otra cosa es que la lesión requiera del paso de un cierto TIEMPO para sanar adecuadamente, no negamos ese proceso… pero en general nos ayudará mucho más un reposo activo (para ir recuperando movilidad progresivamente, sin forzar y siempre en función de la gravedad de la lesión) que un reposo sin más.

Antes se solían enyesar prácticamente todos los esguinces, hoy día ya se va evitando esto para buscar una solución más funcional y efectiva… aunque con frecuencia vemos aún vendajes compresivos que duran demasiado, anti inflamatorios y poco más.
Supongamos que tenemos el típico esguince de ligamento lateral externo, que es el más habitual en el tobillo. Lo primero es descartar que no haya fracturas óseas… con una visita al médico y las correspondientes radiografías. También habría que excluir una rotura total de ligamentos(esguince de 3º grado), que es una lesión ya más grave y corresponde, inicialmente, al traumatólogo.

– Si el esguince es leve, y nos consta que no hay fractura, lo mejor es visitar al Osteópata cuanto antes ya que así se puede normalizar el tobillo sin que haya todavía inflamación y el resultado será magnífico. En la vida real esto es casi siempre imposible.

– Si ya se ha producido la inflamación, vamos a esperar a que ésta disminuya razonablemente antes de ir al osteópata (como siempre, previo descarte médico de fractura ósea o rotura total  de  ligamentos); una inflamación aguda, con síntomas importantes, contraindica el tratamiento osteopático, una inflamación residual leve, puede permitirlo, de hecho es muy probable que sólo de este modo se llegue a resolver bien y definitivamente. El tiempo de espera se puede estimar, de forma sólo aproximativa, como de: Una semana para un esguince de grado 1 y dos semanas para uno de grado 2. Durante esos días de espera haremos un tratamiento natural para canalizar , que no anular, los aparatosos síntomas defensivos: dolor, hinchazón,…

Este tratamiento sintomático podrá incluir: FRÍO: hielo o mejor gel frío o incluso la típica bolsa de guisantes congelados (tal vez este punto sea el más importante de todos), BAÑOS de CONTRASTEcon AGUA CALIENTE y FRÍA, MASCARILLA de ARCILLA (muy útil), HOMEOPATÍA (árnica p.e.) yPIERNA EN ALTO si la inflamación es importante. Conviene, en cuanto se vaya pudiendo, ir moviéndolo suavemente, sobre todo dentro del agua fría y con sal. Si nos pilla de vacaciones recomiendo meter el pie en el mar, o en un arroyo de montaña, todo el tiempo que aguantemos y allí movilizarlo, incluso andar suavemente si no sentimos dolor.

Es normal que se produzca una zona de equimosis (“derrame” de sangre extravasada) más o menos aparatosa que va apareciendo al cabo de los días y emigra por gravedad hacia la planta del pie, su color va del morado inicial al negruzco y finalmente amarillento en días posteriores, no debemos en principio alarmarnos ya que esto ocurre como digo habitualmente en los esguinces a no ser que sean muy leves y no haya habido la menor rotura (1º grado).

Si ya han pasado esos días que hemos previsto para superar la fase aguda (caso de no haber fractura) o el tiempo necesario que determine el médico para que suelde bien el hueso (caso de haberla) ya podemos ir al Osteópata para que nos trate la zona.
Iniciamos pues el Tratamiento osteopáticoCon él vamos a encontrar la solución definitiva a la lesión sufrida y sus consecuencias, por medio de la corrección de las lesiones osteopáticas del pie y tobillo, así como las del resto del cuerpo. Estas lesiones o fijaciones están ahí porque, al ocurrir el esguince, los huesos se “separan” entre sí y luego no consiguen volver a “colocarse” de la forma correcta, con lo que se instala un déficit de movilidad local.

Una rotación (externa o interna, dependiendo del mecanismo de lesión) en el hueso astrágalo, habrá casi con seguridad… y normalmente alguna lesión más en: tibia (posterior o anterior), peroné, cuñas, cuboides, escafoides, etc… Dependerá de la magnitud del esguince. Los Osteópatas “manipulamos”, es decir desbloqueamos, las articulaciones afectadas en cada caso y también relajamos la musculatura que se ha contraído a la defensiva (peroneos, tríceps sural…).

Normalmente viene bien también un masaje Cyriax (masaje transverso profundo), que ayuda a promover la correcta cicatrización del ligamento afectado e impide que se formen adherencias.

El tratamiento manipulativo (osteopático) habrá que repetirlo al menos una vez a los quince días y otra de recuerdo al mes.

Soy consciente de que la mayoría de la gente no sabe esto:

Caso de no hacer este tratamiento, es probable que quede una fijación o bloqueo en la zona y que, aunque pase el tiempo, no acabemos de pisar bien, llegando a aparecer dolores en las rodillas, cadera, espalda… (a la larga incluso degeneraciones artrósicas…).
Una fijación en un tobillo siempre “traerá cola”, el apoyo del pie estará “viciado”, no pisaremos bien sobre el eje y habrá una tensión en los tejidos en sentido ascendente.

A la inversa (en sentido descendente) también puede ocurrir que muchos esguinces de tobillo se produzcan como consecuencia de una forma defectuosa de pisar, debida a desequilibrios o lesiones osteopáticas que haya en otras zonas como cadera o pelvis…, con frecuencia son debidas a tensiones viscerales. Por ejemplo: una congestión de hígado suele hacer que la cadera derecha esté en rotación externa (y el hombro correspondiente en rotación interna), por lo que tendemos a pisar con el pie de ese lado en “inversión”… Este es ya, en sí, el caldo de cultivo previo para acabar sufriendo el típico esguince del ligamento lateral externo del tobillo… ya que no apoyamos plano sino un poco sobre el borde exterior del pie.

Durante los primeros días, para ayudarnos a andar sin miedo y con seguridad, es recomendable hacer un vendaje funcional (es compatible con el hielo si aún nos hiciera falta). Hoy en día existen también unas tobilleras dotadas de una cinta tensora con velcro que sustituyen al vendaje funcional y son mucho más rápidas y sencillas de aplicar. Consulta a tu farmacéutico.

Para la recuperación de fuerza, elasticidad, funcionalidad, etc… es fundamental practicar ejercicios de recuperación en los que se trabaje la flexión (dorsal) del tobillo, la extensión (flexión plantar), inversión (la planta del pie hacia el interior), eversión (ídem hacia el exterior) y circunducción (moverlo en círculos). Se puede hacer contra resistencia, con un peso, o isométricos, es decir tensándolo nosotros mismos.

Cualquier ejercicio de recuperación de propiocepción, como los discos para el suelo, vendrá muy bien.

En cuanto a la vuelta a la vida normal, ejercicio, entrenamientos en su caso… nada mejor se puede decir que escuchéis sincera y abiertamente vuestro cuerpo y no traspaséis el límite del dolor. Tan malo es no moverse como hacerlo en exceso. El cuerpo se expresa si queremos oírlo; en concreto, aquí, el propio tobillo tiene la palabra.
Para que no se quede nada en el tintero, os dejo con una interpretación metafísica: La persona que sufre repetidamente esguinces de tobillo estaría expresando, a través de su lesión, resistencia y falta de flexibilidad para  producir cambios en su vida, bien a nivel femenino/emocional, etc… (tobillo del lado izquierdo) o más bien a nivel masculino/profesional… (lado derecho).
Además, como todo lo que pasa conviene, si lo sabemos ver así… ten en cuenta que la lesión no te va a permitir “correr” por una temporada, te va a obligar, en mayor o menor medida, a vivir a un ritmo más suave y sereno.
Todo esto y más en: www.carlosmarcos.net
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s